Internacional

Mamá influencer no permite que sus hijos la molesten después de las 7: “¡No soy su esclava!”

0

Una mamá de 7 niños compartió en sus redes sociales sus reglas para criar una familia grande y no perder la cabeza en el intento. Después de las 7:30 de la noche deja de ser madre, se sirve una copa de vino y se pone a platicar con sus amigas. Mientras tanto sus hijos se valen por ellos mismos.

Te recomendamos: Niña británica canta ‘Como la Flor’ de Selena y se vuelve viral

Constante Hall es una figura pública de Australia que se dedica a publicar textos de consejos sobre crianza familiar, ya sea en su blog o en dos libros. También es una influencer con más de un millón de seguidores en Facebook e Instagram, por lo que cuenta con una plataforma considerable para ofrecer recomendaciones y generar polémica.

“Llámame perezosa, llámame una mamá pobre, pero cuando tienes seis hijos viviendo bajo tu techo, las cosas cambian, te estás engañando a ti misma si crees que puedes dar a seis niños la misma vida que le diste a uno”, escribió Constante en Facebook antes de tener a su niño más reciente.

Advirtió que, si no se trata de una emergencia, ella se desconecta del cuidado de los niños después de las 7:30 de la noche. Así fue como se expresó para el blog Mamamia:

“No soy tu mamá, no estoy aquí. No soy tu esclava, solo soy una estatua de una mujer que hace una hora te limpió el trasero y ahora está bebiendo vino charlando por teléfono con su hermana”.

En redes sociales, muchos padres y madres de todo el mundo simpatizan con el estilo de la señora Hall. Después de todo, criar a un niño ya es un trabajo de tiempo completo; siete en cambio, debe ser un desafío casi imposible. También hay quienes señalan que esta mujer no debería tener tantos niños bajo su cuidado si no va a estar disponible cuando se necesite.

Un estilo particular

Entre sus otros consejos polémicos, dijo que limpiar platos es una tortura diaria, así que permite que los niños coman con sus manos: “A menudo pongo una gran pila de verduras junto con otro plato de carne ya partida o lo que sea que esté cocinando”, dijo.

También señaló que sus hijos se bañan cada tercer día. La mitad de estos todavía son pequeños, así que tiene que ayudarlos con la ducha, tarea que suele tomar mucho tiempo.

“No tienen que bañarse o ducharse todos los días. A menudo pueden saltarse esa parte de la rutina si esto los está desanimando a todos. Yo digo, ‘bien, apestoso, ve a la escuela y asquea a todos’”, dijo.

En lo que respecta al lavado de ropa, simplemente consiguió cubetas de colores y etiquetó cada una con el nombre de sus hijos. Luego de colocar la rompa lavada en su respectivo bote ya depende de cada niño si quiere doblarla.

admin

Video: Tiktoker juega con un pulpo sin saber que era venenoso

Previous article

Hombre que nació con la cabeza al revés da positivo por COVID-19

Next article

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *