Internacional

Niño ingiere 54 imanes y es operado de emergencia; quería descubrir si podían pegarse a su estómago

0

Un niño tuvo que ser operado de emergencia para poder extraerle 54 imanes que le fueron encontrados en su estómago después de que él los ingiriera tratando de comprobar si podía volverse magnético, en lo que fue parte de un experimento que pudo resultar fatal.

Te recomendamos: Bebé prematuro de 765 gramos supera infección bacteriana y al COVID-19

Rhiley Morrison, un niño de 12 años de la ciudad de Manchester, Inglaterra, causó preocupación y sorpresa después de que le fueran encontrados más de medio centenar de imanes en su estómago, razón por la cual tuvieron que operarlo.

De acuerdo al reporte de medios internacionales, el menor ingirió los imanes en dos ocasiones diferentes, esto con la intención de saber si podían unirse en su abdomen y ver cómo lucían cuando estos salieran expulsados de su cuerpo.

“He intentado pegarme imanes, quería ver si se pegaba a mi estómago mientras los imanes estaban dentro”, admitió Morrison.

Sin embargo, el plan de Rhiley no salió como esperaba y después de cuatro días, cuando se percató que los imanes no salieron, le avisó a su madre Paige, aunque aseguró que se había tragado dos “por accidente”. 

En primera instancia, y después de hacerle radiografías, los médicos advirtieron que el niño de 12 años tenía entre 25 y 30 imanes; sin embargo, después de una operación de seis horas, se confirmó la presencia de 54 objetos metálicos. 

“Me quede atónita, sin palabras, cuando escuché el número que se había tragado”, dijo la madre del niño.

Debido a la operación, Rhiley pasó 10 días sin poder moverse, vomitando un líquido verde causado por una fuga intestinal y sin poder comer e ir al baño.

Paige, la madre, decidió compartir la historia con el objetivo de que ningún otro padre pase por lo mismo, pues de no haber ido al hospital ese mismo día, el menor pudo haber muerto.

“Cuando lo hizo, pensé que era solo él (el que lo había hecho), pero el cirujano dijo que ven este tipo de casos todo el tiempo”, dijo la madre, quien también advirtió que ni siquiera compren imanes, ya que no son juguetes.

Ahora Rhiley, quien padece trastorno por déficit de atención e hiperactividad y autismo, ya se recupera en casa, mientras su madre se encargó de sacar de su habitación todos los imanes tras la “traumática” lección.

Con información de Lad Bible
admin

Iberdrola contrató a Felipe Calderón como su consejero, acusa AMLO

Previous article

Policía de Myanmar dispara para dispersar protestas; hay al menos 7 heridos

Next article

You may also like

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *